sábado, 21 de agosto de 2010

Obama nombra a embajadora en El Salvador

La Casa Blanca anunció, este jueves, que el presidente Barack Obama nombrará como Embajadora en El Salvador a María del Carmen Aponte, su candidata para el cargo desde hace meses, a pesar de la oposición de senadores republicanos.

Aponte, puertorriqueña y abogada de formación, mantuvo entre 1982 y 1994 una relación sentimental con un estadounidense de origen cubano vinculado con la Sección de Intereses del régimen castrista en La Habana, y que según algunos medios estadounidenses era un espía.

Cuando Obama anunció su candidatura, la minoría republicana en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado pidió más tiempo para examinar el caso, y ante las divergencias con los demócratas, algunos de sus miembros plantearon en marzo un veto («hold») al nombramiento.

Tras más de 300 días de espera, Obama decidió tomar la inusual decisión de nombrar a Aponte y a otros tres altos cargos durante el receso del Congreso, una medida que los presidentes estadounidenses ya han tomado en el pasado y que genera polémica a cada ocasión.

«En un momento en que nuestro país se enfrenta a tantos desafíos severos, urjo a los miembros del Senado a que cesen de hacer politiquería con nuestros nominados altamente cualificados», dijo Obama citado en el comunicado oficial para justificar su decisión.

Aponte ya atravesó una experiencia similar durante la presidencia del demócrata, Bill Clinton, quien también la propuso como embajadora ante República Dominicana en 1998.

Al cesar su relación con el cubanoestadounidense, Aponte fue visitada por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Esos detalles aparecieron durante su nominación en 1998 y la obligaron a desistir, según explicó en marzo pasado ante el comité de Exteriores del Senado.

Aponte negó ante los senadores haber proporcionado ningún tipo de información a su pareja en la época, aunque reconoció que mantuvo contactos con personal de la representación cubana en Washington.

El Salvador recibe con sumo agrado la noticia de que esta diplomática haya sido confirmada como Jefa de Misión en la Sede Diplomática. Las autoridades de Cancillería consideran a Aponte, una mujer sensible ante las necesidades de la comunidad hispana y conocedora de Centroamérica.

El gobierno salvadoreño espera trabajar con la nueva embajadora en todos los temas de la agenda bilateral, así como, para ensanchar las excelentes relaciones establecidas con la Casa Blanca, el Congreso y el pueblo de los Estados Unidos.
“Ningún pueblo de América Latina es débil, porque forma parte de una familia de doscientos millones de hermanos que padecen las mismas miserias, albergan los mismos sentimientos, tienen el mismo enemigo, sueñan todos un mismo mejor destino y cuentan con la solidaridad de todos los hombres y mujeres honrados del mundo entero.” (Segunda declaración de la Habana)


Archivo del blog

NACE LA ESPERANZA, VIENE EL CAMBIO