martes, 25 de noviembre de 2008

MATILDE ELENA LOPEZ: MADRE DE LA POESIA REBELDE SALVADOREÑA


MATILDE ELENA LOPEZ: MADRE DE LA POESIA REBELDE SALVADOREÑA


Enviado por: Viene-el-Cambio en 25 Nov, 2008 - 02:41 Noticias


SAN SALVADOR, 14 de noviembre de 2008 (SIEP) “Un 2 de abril de 1944 la tranquilidad de la dictadura martinista fue quebrada por la voz cristalina de una joven que se tomó una estación de radio para gritar que el tirano había caído...Era Matilde Elena López y ese fue su primer poema de amor para el pueblo salvadoreño...” expresó el Lic. Roberto Pineda, del Centro de Estudios Marxistas “Sarbelio Navarrete.”
“Y luego de ese anuncio liberador, se cortó la energía y la gente pensaba que la habían matado, pero no fue así, ella se había refugiado en los brazos del pueblo que siempre protege a sus hijos e hijas...y anduvo de casa en casa hasta que llegó el 8 de mayo liberador...”
SERVICIO INFORMATIVO ECUMENICO Y POPULAR



“Matilde nació en el combativo barrio de Candelaria, en el corazón de San Salvador, dos años después de la gran revolución socialista de octubre en Rusia, o sea en 1919, un 20 de febrero. Y desde muy joven empuñó la palabra como arma contra la dictadura militar, su poesía fue un faro que iluminó los senderos de la patria encarcelada...”

“Luego de ese grito sublime del 2 de abril...Matilde se sumerge en la clandestinidad, para evitar que la garra militar le torciera su cuello de cisne. Y emerge en mayo para marchar con su pueblo...y en octubre el golpe de un nuevo tirano la obliga a buscar el exilio en Guatemala. Y el 12 de diciembre regresa junto con otros jóvenes patriotas, cruza la frontera en Ahuachapan, pero son repelidos y debe regresar a Guatemala con el sabor amargo de la derrota...”

“Se establece en Guatemala junto con su esposo el sindicalista ferrocarrilero Miguel Ángel Valladares. Y acompaña a la revolución agraria guatemalteca, se acerca a los comunistas y a su Escuela Claridad, celebra con alegría al Quetzal liberado, hasta que llega diez años después , de nuevo el zarpazo cuartelario de Castillo Armas, y la alondra cuzcatleca debe volar hacia el Sur...hacia el Ecuador indígena y luego hacia Panamá...”

“En 1957 junto con otros patriotas regresa a la patria, a tomar su lugar en el aula universitaria y en la calle, a quemarse con el sol de la teoría marxista, a caminar las calles y escuchar los pájaros, a visitar los mercados y los locales sindicales, a buscar a las mujeres de Fraternidad...”

“En 1977 escribe la balada de Anastasio Aquino. En 1980 el fuego de la represión militar quema de nuevo sus alas y debe llorar por su César Pompilio, joven esposo asesinado por la dictadura. Escribe Los Sollozos oscuros (1982)Y vive la guerra soñando en la victoria popular. Y con los Acuerdos de Paz continúa pensando en ese nuevo El Salvador con justicia y paz presente en el horizonte de su poesía, de sus cuentos, de su teatro, de su pensamiento como madre de la rebeldía salvadoreña. Compartimos aspectos de su poesía subversiva como toda buena poesía” concluyó el catedrático universitario.

Poemas

CAMARADA
Déjame ser tu dulce camarada,
no me angusties ya más con tus saudades.
No me hables de la ausencia atormentada
que puso tempestades en mi vida.
No me desnudes con tus ojos dulces
que tiñen de arrebol mis blancos lirios.
Yo quiero ser tu dulce camarada,
¡haz de tus ojos dos luceros fríos!
Olvídate el amor y el viejo anhelo
que floreció en aquella primavera
vistiendo de esmeralda la esperanza.

DISYUNTIVA

Desde el vértice de esta disyuntiva
donde voces enormes me convocan,
oigo un clamor lejano y agitado
que angustioso atraviesa mi frontera
Si no sigo tus pasos, Pasionaria,
si no sigo el tormento de tu lucha,
si no me doy al pueblo hasta la muerte,
que tu voz me maldiga y me condene.
Que sobre mis pupilas caiga hirviente
el aceite que ciega y que lacera,
que las hoces que inclinan tu esperanza
vendimien mis arterias execrables.
Pero yo te conjuro, Pasionaria,
a que alientes la fe de mi entereza,
que en tu fragua se eduquen mis crisoles
y que tus astros guíen mi amargura.
Por mi amor y tu medio siglo a cuestas
dame un destello de tu roja aurora.


PASIONARIA

Ya mi vida trazó su línea pura
que conduce a la vía de tu lucha.
Ya olvidé mis anhelos egoístas,
las dudas y el amor de cauce oculto.
¿ Quién no rechaza hasta su propio nombre
al pronunciar el tuyo, Pasionaria?
¿Quién no abandona el muelle de ios sueños
para anclar en los mares de tu angustia?
Tú inflamas como el fuego en la tribuna,
apasionas y arrastras con tus soles.
Levantas multitudes a tu impulso
y arrancas vibraciones en bon vino.
Pasión en el fervor de tu cariño,
y pasión en los odios infinitos.
Hija del pueblo en sus esencias claras,
lirio encendido y ángel vengador.
Tú eres España y más que España: el mundo!,
en sus más altos sueños fraternales.
Tu noble rostro, tu sayal humilde
recogerán los mármoles desnudos.
Relatan los mineros de Vizcaya
tu leyenda de luces prodigiosas.
La cárcel, la condena, la tortura
que ha probado el metal de tu estatura.
En Madrid, en Toledo, en toda España,
en la dura defensa combatiente,
se levanta tu voz de exactos timbres
campana bien fundida en recio yunque.
Do1ores combatiente anti-fascista,
recorriendo tenaces disciplinas.
Ángeles de justicia te nombraron
brújula y dirigente de tu pueblo.
Que en nuestro pacto esté presente el hombre
y la fuerza de sus puños apretados
que impulsan el torrente de la historia.

EVOCACIÓN DE1 CAPITÁN SANCHEZ DUEÑAS

Un dos de abril de músicas épicas y victoriosas
te vestiste de auroras y de claras espigas.
Cargaste tu fusil con los inmensos odios
y el clamoroso grito de Cuscatlán la heroica.
Todavía recuerdo tu palidez de cera,
tu figura delgada, tus pupilas ausentes;
el eco de tus pasos ametrallando al viento
y un puente luminoso de irisados reflejos.
Después... sólo recuerdo la más oscura sombra
—mil búhos que graznaron, el espanto en los ojos—
mil pupilas aún miran niños asesinados,
el llanto de las madres escondido en las casas.
Tú no fuiste vencido! Bien lo sé, Capitán
tú habrías terminado hasta el último grito,
con la única amarra de tu enorme coraje
con la roja vendimia de tu sangre de héroe.
Entre brumas te miro de pie frente al Jurado,
y oigo voces cobardes dictando la sentencia
mientras tu voluntad templada en duro acero
sostenía la estoica actitud de tu gesto.
Tu cuerpo torturado sobre tintos claveles,
cuajado de luceros y ateridos diamantes,
fue encontrado en el alba fulgiendo como espada
en medio de guirnaldas y de espigas heridas.
Aún voy persiguiendo las huellas de tu viaje
de ángeles enlutados cegándote los ojos.
Aún tengo en la ojera malvas y nomeolvides
que recuerdan mi insomnio y mi llanto sin lágrimas.
¡Capitán Sánchez Dueñas! camarada en la ruta,
hasta tu sombra llega mi voz apasionada
que atraviesa tu eclipse como un barco tendido en el mármol del verso te levanta una estatua.

YA DI MI TRIBUTO DE SANGRE...

Ya di mi tributo
y me siento vacía
como a quien le quitan
la vida.
Como quien vaga muy triste
por cualquier camino,
como ánima sola
ángel de tristeza.

Me parece que toco
pensativa el arpa
la saga de César Pompilio:

Era César Pompilio
un hombre entero
un noble corazón
bondad de pura lágrima.

Era César Pompilio
mi marido,
amado esposo.

EL HEROE

Una palabra lavada en agua de tormenta
la palabra “hombre”.

Son muchos rostros
pero es el mismo héroe
y siempre ha nacido
en el momento justo.

Son muchos nombres
pero es el mismo reto
plantado como un árbol
que tiene raíces en el pueblo.
Fue Morazán
alta la espada vertical
Fue Sandino
prodigioso señor de tempestades
Fue Martí
de cuerpo entero
apostando el corazón del lado izquierdo.
Es el mismo héroe
pronto a responder el desafío.
Sólo ha cambiado el rostro
y el nombre un poco apenas.
Pero qué importancia tiene
el nombre
si Morazán vigila
si Sandino nace
en cada rostro de la Madrugada?

¡SE BATIERON EN LAS ALTAS CUMBRES!
Venía el viento armado
desafiante
todo erguido en sus armas
concentrado en su excelsa virtud
de combatiente!
ALGUIEN ME TRAJO LA NOTICIA
Alguien me trajo la noticia
de tu muerte
la real, desnuda, la evidencia
más allá del presagio.

Y se libró en mí
una batalla de emociones ignoradas
y sentimientos encontrados
como el fuego cruzado
en la tierra de nadie.
Como también extrañamente
se cruzaron nuestras vidas
sin hallarse.

Sólo las golondrinas
y alguna paloma mensajera
me traían tus cartas
en las leves volutas del aire:
“Resplandece tu sonrisa en la portada
del día”...

Me contaron de ti
de que en tu pecho grande
parecía salirse pulsando
el corazón...
de las anchas espaldas
del andar desgarbado
del alto cuerpo como la montaña
inclinándose a la orilla del agua,
como le junco flexible
y el almendro rumoroso de verdes.

De tu rostro
tallado por los vientos
el ceño adusto
los dulces ojos comprensivos.

No se si alguna vez
nos encontramos
en el bullicio de la gente
sin hallarnos

Conocí tu poesía
desde luego
y tus gentiles cartas
con aroma de lilas
Hasta pude encontrarte
a la vuelta de la esquina
mirándome de frente.

Solo imagine a la orilla de tu sangre
el holocausto
aunque eras vida que rozaba la muerte.

Quizás me muestren tu retrato
acaso me parezca conocerte
desde hace tiempo
te sobrevive
la poesía en armas
el aire de saudade
las espinas
también el anuncio
de que se halla cerca el alba
que deje atrás la noche.

1ro. de enero de 1988

LA OFENSIVA DEL 89
Una fuerte trama solidaria
de columnas guerrilleras
desfilaron con sus uniformes
y sus armas
descendiendo de todos los puntos
cardinales.

Eran como olas inmensas de un tornado
que avanzaba incontenible
como si el volcán con sus fuegos dormidos
hubiera despertado
y avanzara en bosque de fusiles.

Apretados de viento
compactas las columnas
llegaron intactas
a la ciudad dormida
¡Fue como despertar en medio
del gran río
que se salió de madre!

11 de noviembre, 1989.

MIRTOS PARA LOS MUERTOS

Dice la leyenda: Los muertos
víctimas de represión
los entierran con los ojos abiertos
en espera de que llegue el día
de la justicia para ellos...

Sólo entonces
los muertos cerrarán los ojos
dormirán en paz.
Los enterrados de El Mozote
en muchos lugares encontrados
después del genocidio
los asesinados del Pozo de Las Hojas y del río Sumpul fueron hallados con los ojos abiertos
alcanzaron a ver el M-16
las botas oscuras...

Ahí quedaron retratados
los victimarios
en las pupilas fijas
de los muertos
ahí quedó grabado
el rostro del crimen...

Y no podrán cerrar los ojos
hasta que se lleve a juicio
a los asesinos.

Noviembre, 1992.

EL HOMBRE PUEDE SER SER DESTRUIDO PERO NUNCA SERA DERROTADO

Pueden ser largas
las cruces soñadas
cuando se empozan penas
hacia adentro
y sentimos el zarpazo
de un tigre
desgarrándonos.

El miedo es una segunda piel
es una máscara
que se pega al rostro
antifaz de la muerte.

Pero después del nocturno
terror
nos concentramos
como el láser
en nuestros propios
huesos...

Apretamos al cinto
las espadas
bajo el radiante sol...
porque sabemos
sin ninguna duda
que el hombre
puede ser destruido
pero nunca derrotado...

Diciembre 1992.
VERSOS ANONIMOS SOBRE LA GESTA DEL GRAN CAUDILLO NONUALCO

El indio Anastasio Aquino
le mando decir a Prado,
que no peleara jamás
contra el pueblo de Santiago.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

También le mandó decir
que los indios mandarían
porque este país era de ellos
como el mismo lo sabía.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

Y seré el rey poderoso
que matará a los ladinos
a españoles y extranjeros
en venganza de mis indios.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

Devastare las ciudades
que los blancos hoy gobiernan,
a quienes maltrataré
quitándoles cuanto tengan.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

Porque todo lo que existe
en la extensión de estas tierras,
pertenece a mis hermanos
que se hallan en la miseria.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

Perdonaría yo a Prado,
y a San Martín yo le diera,
una parte de estas tierras
si no me hicieran la guerra.
Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.

Mas no hay que esperar cuartel
de ladino y español,
por tanto es mejor morir
en el campo del honor.

Aquino lo dijo así,
tan feo el indio pero vení.
“Ningún pueblo de América Latina es débil, porque forma parte de una familia de doscientos millones de hermanos que padecen las mismas miserias, albergan los mismos sentimientos, tienen el mismo enemigo, sueñan todos un mismo mejor destino y cuentan con la solidaridad de todos los hombres y mujeres honrados del mundo entero.” (Segunda declaración de la Habana)


Archivo del blog

NACE LA ESPERANZA, VIENE EL CAMBIO